Tras los últimos acontecimientos en materia de privacidad, específicamente el caso WhatsApp, donde millones de personas migraron para probar distintas plataformas de mensajería instantánea, me encontré con XMPP.