Y esto es ser; dejar de pensar tanto en el futuro y dedicarnos a vivir.

¿Sabes? No se trata únicamente sobre ser feliz; sino sobre querer experimentar. Conocer que la felicidad es buena para la salud y nuestra mente, pero hay que estar dispuestos a ponernos tristes de vez en cuando.